Los principales retos que afronta el sector actualmente son la innovación y la preocupación ecológica. Sin lugar a dudas, la inversión en ambos aspectos hará que los fabricantes ofrezcan un mejor producto a los conductores y a nuestro entorno.

El gasto que realizamos los fabricantes de neumáticos, tanto de dinero como de tiempo, es una cuestión de suma importancia. Invertimos en la fabricación de neumáticos cada vez menos contaminantes, pero manteniendo la fuerza del agarre en los vehículos. Esta apuesta por ofrecer unos neumáticos sostenibles y ecológicos no puede estar reñida con la seguridad de los conductores. Se trata de mantener un equilibrio entre estos dos factores de manera que ninguno quede menoscabado por el otro.

Es cierto que el peso de los sectores industriales en la contaminación mundial debe ir reduciéndose cada vez más, por eso, la apuesta en inversión en esta línea es muy necesaria y es por ello que las compañías se están esmerando en trabajar para que sus neumáticos sean cada vez más sostenibles. El objetivo es el ahorro de combustible, lo que implica menores emisiones de CO2, unido a la fabricación de neumáticos con recursos que respeten el medio ambiente.

Un camino de ida, pero no de vuelta

La sostenibilidad es uno de los grandes retos del siglo XXI. Basta abrir los periódicos y echar un vistazo a los medios de comunicación para darse cuenta de que ha comenzado un camino hacia adelante en este sentido. Los neumáticos no pueden ser insensibles a este camino. Desde hace ya mucho tiempo, en la Comisión de Fabricantes de Neumáticos estamos trabajando en la difusión y promoción de una conciencia ecológica que nos ayude a formar parte de un planeta más sostenible para las generaciones actuales y para las venideras. En este sentido, estamos seguros de que el mundo de la automoción en general y el de los neumáticos en particular seguiremos contribuyendo y poniendo nuestro granito de arena en esta tarea. Tenemos que estar a la altura de lo que la sociedad nos demanda.

En esta misma línea de trabajo, es de agradecer todos los esfuerzos que desde las diferentes administraciones se están realizando para obtener ciudades más verdes. Una infraestructura adecuada es condición indispensable para una correcta y progresiva adaptación de la industria automovilística a la situación actual. Por esta razón, es indispensable también un trabajo coordinado entre las fuerzas gubernamentales y los agentes automovilísticos del país, para obtener los mejores frutos en el tiempo más adecuado posible.

 

Deja un comentario

*