• La Agrupación de Fabricantes de Neumáticos puntualiza que actualmente no existe ningún reglamento con relación a la caducidad de los neumáticos. 
  • La forma de almacenamiento de los neumáticos es esencial, ya que de ello dependerá que se mantengan en buen estado. 

Una de las grandes preocupaciones de muchos conductores tiene que ver con la caducidad de los neumáticos. La Agrupación de Fabricantes de Neumáticos (Afane), integrada por las principales marcas (Bridgestone, Continental, GoodYear, Michelin y Pirelli) aclara el mito que existe sobre la caducidad de uno de los elementos más importantes de nuestro vehículo. 

Afane destaca que no existe actualmente ningún reglamento con relación a la caducidad de los neumáticos. La seguridad en carretera depende en gran parte de su estado, y siempre debemos preocuparnos de revisarlos antes de realizar grandes desplazamientos. 

José Luis Rodríguez, director general de Afane destaca que “no podemos decir que los neumáticos tengan fecha de caducidad, pero su vida es finita y por ello es importante seguir algunas recomendaciones, concretamente cuando hablamos de turismos, 4×4 y furgonetas”. 

  • Tras cinco años como máximo de utilización, debemos llevar nuestros neumáticos a una inspección realizada por especialistas al menos de manera anual.
  • Esta inspección no debe sustituir las verificaciones periódicas de mantenimiento para vigilar la presión de inflado y revisar el estado general del neumático (nivel de desgaste, deformaciones…)
  • Por precaución, si los neumáticos no han sido reemplazados en un plazo de diez años tras su fabricación, se recomienda sustituirlos por unos nuevos, aunque el nivel de desgaste no haya alcanzado el límite mínimo legal permitido (1,6 mm)

Igualmente, desde Afane insisten en la importancia de saber cómo interpretar el punto de marcaje de los neumáticos. La fecha de fabricación está compuesta por cuatro dígitos, los dos primeros hacen referencia a la semana de fabricación y los dos siguientes, al año. 

La Agrupación hace hincapié también en el correcto almacenamiento de los neumáticos como uno de los puntos clave para garantizar su buen mantenimiento. Además, debemos tener en cuenta que las reglas de almacenamiento de neumáticos se aplican tanto a los neumáticos nuevos, como a los que se guardan de forma estacional. 

Los principales fabricantes ofrecen tres importantes consejos para llevar a cabo un buen almacenamiento:

  • Deben estar en un lugar ventilado, seco, con una temperatura templada, evitando la luz directa del sol y la intemperie. 
  • Alejados de cualquier sustancia química, disolvente o hidrocarburo susceptible de alterar la goma.
  • Alejados de cualquier fuente de calor o de descargas eléctricas. 

Es importante que los consumidores estén informados sobre cómo mantener sus neumáticos en buen estado y cómo guardar su juego de repuesto. Cuidar de tus neumáticos es cuidar de tu seguridad”, asegura el director general de la Agrupación. 

Afane recuerda también que en los casos en los que la llanta y el neumático vayan a ser almacenados directamente montados, los neumáticos deben permanecer inflados e idealmente apilados uno encima del otro.

Noticia disponible en ABC

Deja un comentario