Con el paso del tiempo, los neumáticos de nuestro coche se desgastan y llega el momento de cambiarlos. Muchas veces, normalmente por nuestro desconocimiento pero también por la amplia oferta existente, nos cuesta saber cuáles son los que mejor se adaptan a nuestro vehículo y a nuestra conducción. Para ayudarte a resolver tus dudas y que tomes la mejor decisión, te damos una serie de consejos:

¿Qué criterio debo seguir para elegir mis neumáticos?

En primer lugar, debemos consultar la ficha técnica del vehículo para conocer el tipo y características de los neumáticos homologados por el fabricante. Una vez hecho esto, decidiremos con qué criterio vamos a elegir nuestras nuevas cubiertas. Destacamos 3:

  1. Tipo de vías en las que solemos circular. Obviamente no es lo mismo circular día a día por un camino pedregoso, ya que va a requerir de unos neumáticos más robustos, que hacerlo por carreteras convencionales.
  2. Condiciones climáticas. Si acostumbras a conducir en entornos en los que abunda el sol y el calor, tus gomas no podrán ser las mismas que en un vehículo que suele circular en climas más fríos.
  3. Nuestro tipo de conducción. Por último, es importante tener en cuenta el tipo de conducción, ya que las diferencias en cuanto a desgaste y cuidados van a ser mucho más visibles en el corto plazo por medio de una conducción agresiva e irregular que con una pausada y cuidadosa.

Además de estos criterios, también existen otros como precio, comodidad, eficiencia, ruído, características del vehículo … Para conocer las verdaderas condiciones del neumático y tomar la mejor decisión es muy importante aprender a leer los códigos que aparecen impresos en las ruedas, ya que de ahí se extrae información de gran utilidad.

Se trata de cuatro números y dos letras. Llevado a la práctica, si el código fuese 225/55 R16 95W, éste sería su significado: 

– 225= ancho del neumático en milímetros.

– 55= relación entre la altura y el ancho del perfil de la rueda. 

– R= estructura de la rueda. 

– 16= diámetro interior (altura de la llanta) en pulgadas.

95= índice de carga. Informa sobre la carga máxima que el neumático puede soportar cuando está inflado a la presión máxima de seguridad. ncho del neumático en milímetros.

– W= código de velocidad. Indica la velocidad máxima a la que se ha certificado que un neumático puede soportar una carga con total seguridad.

Otro indicativo: la Etiqueta Europea del Neumático

Pero, además de los códigos impresos en la propia rueda, existe otro distintivo que nos aporta información sobre las características del neumático: la Etiqueta Europea. Por medio de este distintivo, útil tanto para conductores como para profesionales del sector, podemos conocer con facilidad datos valiosos como su eficiencia, su comportamiento en superficie mojada o el ruido que realizan.

Así, estos son los 3 criterios que comprenden:

–       La resistencia a la rodadura, relacionada directamente con el consumo de carburante y las emisiones de CO2. (parte superior izquierda)

–       La adherencia en superficie mojada o la distancia de frenado sobre suelo mojado, que influye claramente en la seguridad. (parte superior derecha)

–       Las ondas de ruido, que miden la contaminación acústica. (parte inferior)

Deja un comentario

*