En Alemania será obligatorio llevar neumáticos de invierno cuando haya nieve y hielo sobre el asfalto. Se trata de una medida que acaba de ponerse en marcha en un país donde el automóvil es una de sus grandes apuestas y que viene a reflejar la importancia de estos grandes desconocidos en España. Sin embargo, ¿qué es mejor? ¿Cadenas de nieve o neumáticos de invierno? Confort, seguridad y compatibilidad son los tres factores determinantes.

El 66,7% de los conductores españoles no lleva cadenas en el vehículo durante el invierno y el 70% nunca las ha puesto, según un reciente estudio realizado por el RACC. ¿El motivo? Hasta la fecha, España no ha registrado nevadas como las que se pueden producir en la zona norte de Europa, por eso, los neumáticos de invierno son los grandes desconocidos en nuestro país. Sin embargo, las cosas han cambiado y así lo podemos ver en las últimas informaciones climatológicas.

¿Cuál es la mejor elección? En primer lugar, destacar que estos neumáticos no sólo están pensados para la nieve, sino también para hacer frente a las situaciones invernales como la baja temperatura, humedad en el suelo, lluvia, nieve o hielo. Tal y como inciden desde el Consorcio del Caucho, estos neumáticos están recomendados en las zonas geográficas donde la temperatura es frecuentemente inferior a los 7ºC, situación que se produce en algunas regiones españolas.

Así, a una velocidad de 50 km/h, un conductor necesitaría 31 metros más para detener el vehículo en nieve con unos neumáticos normales que si llevase unos de invierno, pasando de que 32 metros a 63 metros.

Los neumáticos de invierno se distinguen de los estándar por 4  aspectos: un dibujo de la banda de rodamiento más recortado y profundo que el normal, con el que se logra una mayor evacuación del agua; una gran cantidad de laminillas en los tacos, cuya finalidad es mantener la adherencia en superficies deslizantes; una goma específica que conserva sus propiedades con bajas temperaturas y, por último, el que permite a los usuarios identificarlos: el marcaje M + S  (Mud and Snow), junto con el pictograma ‘montaña de 3 picos y un copo de nieve’.

El uso de los neumáticos de invierno será obligatorio en Alemania siempre que nieve o hiele. Sin embargo, el director general de Tráfico, Pere Navarro, ya desmentía esta opción como una medida viable para España debido a su clima.

¿Neumáticos de invierno o cadenas?

Hay que tener en cuenta que, aunque los neumáticos de invierno no tienen ningún tipo de restricción de utilización durante todo el año, es aconsejable sustituirlos por unos estándar (tipo verano) al finalizar el invierno. De esta forma, el conductor se ve obligado a tener que cambiarlos una vez pasada la temporada invernal. Sin embargo, muchos centros de dichos fabricantes se ofrecen a guardarlos durante ese tiempo.

Asimismo, encontramos numerosas ventajas de cara a la conducción y la seguridad. Y es que, de esta forma, el vehículo siempre estará listo para afrontar los cambios climáticos y las condiciones de las carreteras en invierno. En lo que se refiere a seguridad, hay que tener en cuenta que por debajo de 7ºC, un neumático estándar pierde eficacia en adherencia, lo que se traduce en una mayor distancia de frenada y menos agarre. Igualmente, el hecho de equipar los dos ejes (con cadenas sólo se equipa el eje motor) proporciona más estabilidad al vehículo en curva y en la frenada. La motricidad en la nieve compactada y en el hielo es superior a la de las cadenas.

Hay que recalcar que las cadenas sólo se pueden montar (tanto metálicas como textil) en condiciones adversas. Además, es imprescindible que las carreteras estén cubiertas de nieve para que la utilización de las cadenas sea eficaz y legal. Además, mal montadas, o con una tensión inadecuada, pueden dañar el neumático y/o el vehículo. Su utilización en tramos de carretera no nevada, además de prohibido, provoca un gran daño al asfalto. No se pueden montar en todos los vehículos y es necesario apartarse a un arcén para hacerlo.

Volviendo a los neumáticos de invierno, debemos tener en cuenta que en vehículos equipados con neumáticos marcados ‘M+S’ se puede utilizar un código de velocidad inferior al definido por el fabricante (aunque nunca inferior a Q: 160 km/h). Es necesario colocar una etiqueta como recordatorio del límite de velocidad en un lugar visible del interior del vehículo y no sobrepasar nunca ese límite, ya no sólo por el neumático sino también porque está prohibido.

Pero, ¿qué ocurre si nos encontramos ante una obligatoriedad de llevar cadenas? En este caso, si llevamos neumáticos de invierno, el agente no nos podrá multar. Así figura en el Reglamento General de Vehículos (RD 2822/1998), que establece que los agentes de la Autoridad encargados de la vigilancia del tráfico podrán ordenar la inmovilización inmediata de los vehículos que circulen desprovistos de cadenas o neumáticos especiales en los casos y lugares en que sea obligatorio su uso.

PPR Noticias. 16/12/2010.
http://www.prnoticias.com/index.php/prseguridadvial/135/10062605-neumaticos-de-invierno-versus-cadenas-de-nieve

Deja un comentario

*